OSTEOARTRITIS DE CADERA

La osteoartritis (OA) es una condición crónica caracterizada por el desgaste del cartílago de las articulaciones. Es una enfermedad que lesiona el cartílago articular y origina dolor, rigidez e incapacidad funcional.

El cartílago es el tejido firme y elástico que protege los huesos en las articulaciones permitiendo un movimiento natural y sencillo.

osteoarthritis-cadera

Habitualmente se localiza en la columna cervical y lumbar, hombro, articulaciones de los dedos de las manos, cadera, rodilla y articulaciones de los dedos de los pies ( en especial del dedo gordo del pie).

A medida que la osteoartritis empeora se pueden formar espolones óseos (osteofitos) o hueso adicional alrededor de la articulación. Los ligamentos y músculos alrededor de la articulación pueden volverse más débiles y más rígidos.

La causa definitiva de la osteoartritis no se conoce, pero existen determinados factores que aumentan el riesgo de padecer esta enfermedad como la obesidad, determinadas ocupaciones y actividades laborales, la herencia, la raza, y el excesivo físico excesivo, son algunas de ellas.

La osteoartritis es la enfermedad degenerativa más común de la cadera.

La articulación de la cadera está formada por una esfera (la cabeza del fémur) y un soquete en la pelvis.

Una cadera sana se mueve sin dificultad, gracias a un tejido blando y resbaladizo llamado cartílago articular, que cubre, protege y amortigua el contacto de los huesos de la cadera. La osteoartritis desgasta este cartílago.

La osteoartritis se presenta con el paso del tiempo. Al desgastarse, el cartílago se deteriora y se pone áspero. El movimiento de los huesos en esta superficie expuesta es doloroso.

Cuando el cartílago se desgasta por completo, los huesos se frotan uno contra otro. Y, para compensar la pérdida de cartílago, los huesos dañados pueden comenzar a crecer y formar dolorosos espolones.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

El dolor es el síntoma más común de la osteoartritis de cadera. Puede hacer que cojee cuando apoya el peso del cuerpo sobre esa pierna. También puede sentir rigidez en la cadera y tener dificultades para moverse. Los síntomas tienden a empeorar por la mañana o luego de un período de inactividad.

En algunas ocasiones puede no producir síntomas como por ejemplo en la afectación de la columna encontrando frecuentemente signos radiográficos sin que el individuo tenga dolor.

El síntoma fundamental de la osteoartritis es el dolor. Éste suele aparecer cuando se exige un esfuerzo a la articulación afectada y en general empeorando a medida que avanza el día. Conforme avance la enfermedad, el dolor puede aparecer con el reposo o el descaso nocturno.

Otros síntomas relacionados son la rigidez articular. El crecimiento de los extremos de los huesos que conforman las articulaciones, puede hacer que la articulación se agrande y ensanche.

Una característica no exclusiva es la atrofia muscular por dolor y pérdida funcional lo que unido al dolor, aumenta la inestabilidad e inseguridad.

FACTORES DE RIESGO

Antes de los 55 años la enfermedad ocurre por igual en ambos sexos. Después de esta edad, es más común en las mujeres.

La osteoartritis tiende a ser hereditaria. Existen además factores de riesgo como:

  • Tener sobrepeso aumenta el riesgo de osteoartritis en las articulaciones de la cadera, rodilla, tobillo y pie,. Debido a que el peso extra causa más desgaste y ruptura.
  • Las fracturas u otras lesiones articulares pueden llevar a la osteoartritis en el futuro. Esto incluye lesiones al cartílago y los ligamentos en las articulaciones.
  • Los trabajos que implican arrodillarse o estar de cuclillas durante más de una hora al día o que implican levantar objetos, subir escaleras o caminar aumentan el riesgo.
  • La práctica de deportes que implican un impacto directo sobre la articulación (como el fútbol americano), torsión (como el baloncesto o el balompié) o lanzamientos, también aumentan el riesgo de artritis.
  • La capacidad del cartílago de repararse puede disminuir con la edad. La osteoartritis de cadera normalmente afecta a los adultos mayores.
  • Cuanto mayor es el peso, mayor es el peso que soportan las articulaciones de su cadera.
  • Algunas enfermedades aumentan el riesgo de padecer osteoartritis, como artritis séptica, anemia de células falciformes y lupus.

PREVENCIÓN

Si el dolor no interfiere con la vida diaria, es posible que el médico le recomiende hacer primero algunos cambios en su estilo de vida para proteger sus articulaciones y reducir el avance de la enfermedad. Pueden ayudar estos consejos:

  • No sobrecargar una articulación dolorosa en el trabajo o durante las actividades.
  • Mantener un peso corporal saludable o adelgazar. Pérdida de peso. Si tiene sobrepeso, perder tan sólo alguna libra puede marcar una gran diferencia en el nivel de tensión que soporta la articulación de su cadera.
  • Fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones, especialmente las articulaciones que soportan peso (cadera, rodilla y tobillo). Ejercicio. Si regularmente hace ejercicios de alto impacto (como correr o practicar deportes competitivos), puede disminuir la tensión de su cadera sustituyéndolos por ejercicios de bajo impacto. Caminar, andar en bicicleta y nadar son buenas opciones de actividades de bajo impacto.
  • Participar en actividades físicas de manera regular.
  • Evitar lesiones a las articulaciones.
  • Adaptar los trabajos que requieran flexionar las rodillas o cargar peso. Fisioterapia. Algunos ejercicios específicos pueden mejorar la amplitud de movimientos de su cadera y fortalecer los músculos de su pierna que dan soporte a la articulación. Los dispositivos de ayuda, como un bastón o insertos para calzado, también ayudan a disminuir la tensión de la articulación. Además, los terapeutas pueden enseñar a utilizar tratamientos con hielo y calor para controlar el dolor.

Fuente: http://www.tellmegen.com/resultados/enfermedades/osteoartritis-cadera/

Anuncios